El humo es una de las causas de intoxicación y muerte más peligrosa dentro de un incendio, es por eso que no debemos dejar a la ligera el cuidado y protección con él en un incendio o intento del mismo.

La cantidad de  humo en un incendio depende las características del fuego y de su naturaleza, es decir, la causa de incendio así como la temperatura de combustión y la zona afectada.

Toma en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar la propagación del humo durante un incendio:

  • Ignifugación de productos. Este proceso te ayudará a que un material se comporte y evite la propagación del fuego y el humo durante un incendio.
  • Productos intumescentes. Estos materiales se hinchan naturalmente frente al calor, lo que forma una capa protectora ante la propagación del juego. Los podemos encontrar en collarines de tuberías.
  • Compartimentación. Es un sistema de separación que mantiene el juego en un área determinada, y evita tu total propagación.